Skip Repetitive Navigation Links

​President's Address Spanish

Querida Comunidad de RIC,

Este fin de semana ha sido profunda y emocionalmente doloroso para nuestro país. Personalmente, he sentido una mezcla de emociones, sobre todo ira, frustración y tristeza. He sabido de varios estudiantes, profesores, personal y administradores para quienes esto es particularmente difícil, y para muchos de nosotros profundamente personal. Si bien cada uno de nosotros procesa estos incidentes a nuestra manera, soy consciente de que las palabras que escribo hoy pueden resonar en algunos de ustedes, pero no en otros.

Esta última semana ha sido un abrupto y doloroso recordatorio de que la injusticia racial, la violencia, los prejuicios y la discriminación continúan sin cesar en el 2020. Me alentaba saber que se habían presentado cargos penales contra el oficial de policía de Minneapolis responsable de la muerte de George Floyd, nuestro nación ha visto esto muchas veces antes: un asalto inaceptable e injustificado y la muerte de un hombre afro-americano. Igualmente inquietante es aquel silencio ensordecedor de las masas estadounidenses que creen que no están directamente afectadas. Todos nosotros estamos afectados y tenemos que ser mejores.

Como persona de color, me enfurece ver la larga y trágica cadena de asesinatos, los más recientes incluyen a George Floyd, Ahmaud Arbery y Breonna Taylor. Un burbujeo de miedo y ansiedad se revuelven en mi estómago mientras escribo este mensaje para la comunidad universitaria. Me siento enfurecido mientras veo a decenas de miles de manifestantes, en edad universitaria, chocando con las fuerzas de orden público; veo su dolor y rabia siendo enfrentados con balas de goma, gases lacrimógenos y equipo antidisturbios mientras nuestras comunidades arden. De hecho, lo que estamos experimentando es el desencadenamiento de generaciones de tensión racial. Si bien la mayoría de nosotros hemos permanecido en casa o tomando las precauciones necesarias para mantenernos a salvo, llegamos a reconocer que COVID-19 no es nuestra única crisis comunitaria. El racismo y las desigualdades estructurales son enfermedades que siguen afectando a nuestra sociedad, tratadas inadecuadamente y sin sanar por un sin fin de generaciones.

Como presidente de la universidad, estos alarmantes tiempos son un poderoso recordatorio de nuestro vital papel como educadores y aprendices. Atravesando mis propios sentimientos de agotamiento, disgusto e ira, estoy motivado en asegurar que la próxima generación de líderes tendrán las habilidades y el pensamiento crítico junto a muestras de empatía, compasión y cuidado para hacer de nuestro estado y el mundo un mejor lugar. La educación es y seguirá siendo la mejor arma de prevención que tenemos en nuestro arsenal. Nuestros miembros de facultad y demás personal reconocen que hace falta trabajar más, a modo de fomentar un clima donde todos los estudiantes se sientan valorados, apoyados, alentados y bien educados. Esta es nuestra misión colectiva.

Cada uno de nosotros debe negarse a aceptar las injusticias. Independientemente de los puntos de vista políticos, debemos denunciarlas en todas sus formas: lo incorrecto es incorrecto. Debemos trabajar para abordar las condiciones ocultas que han sofocado las diversas voces de nuestras comunidades resultando en la confusión que vemos hoy.

Estos problemas tan pesados y a menudo personales pueden desencadenar y de hecho crear un tremendo dolor a muchos de nosotros en la comunidad de RIC. Si eres un estudiante que necesita ayuda o alguien con quien hablar, accede a los recursos disponibles poniéndote en contacto con el Centro de Orientación Universitaria de Rhode Island o llamando a la línea HOPE 24/7 al 401-456-HOPE (4673). Para miembros de la facultad y demás personal de RIC que necesiten recursos y asistencia, utilicen el Programa de Asistencia al Empleado (EAP), disponible 24/7 llamando al 1-866-248-4094.

Indudablemente, experiencias como estas nos dan forma, pero estoy convencido de que no nos definen. Estoy agradecido por su continuo apoyo a nuestros estudiantes y a la comunidad universitaria en general, durante estos tiempos increíblemente difíciles y desafiantes. 

Afectuosamente, 

Frank D. Sánchez

Presidente

 





Page last updated: June 03, 2020